Thais Xiu

Thais Xiu

Nicaragua

A tu espíritu inquebrantable

Has venido de un rincón absuelto

transitando la vida

para atrapar un mejor mañana

ante el arrebato de un cañón imaginario

que mantiene intacta la ilusión de este presente.

Alcanzás –sin prisa– un despido forzado

que pensás porque existís,

que luchás porque creés,

y reflexionás en la acera

si habrá un campo sin labriego

al despertar de la miseria.

Te han hundido entre cenizas

trasquilando tu frente,

pero siempre regresando,

mil veces resucitando

por los puños de este pueblo múltiple

–militante–

redimido, arrojado, insurrecto, ¡rebelado!

convertido al credo de pies descalzos

para escupir tiranos y arrebatos.

Dejá un trozo de tu voz

y tu insaciable entrega por lo digno

para sembrar más alas,

ansias libertarias

que juntan fuego,

crean lucha

–lucha joven, lucha vieja, lucha lumbrera–.

Déjame tu canto de guerrilla,

despéinate los cabellos,

peleá sin alto en las trincheras

¡que se te escape un vocerío!

¡aún nos has vuelto a casa, papá!

Salpicá la luna,

no sabremos si amanece,

convertite en llanto si es posible

para hacer de la batalla

–aunque sea con la muerte–

tu querer y mi vigilia.

 

Imagen: Sin título

Autora: Alondra Varela Ruiz 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *